Inmunoterapia con alérgenos

La inmunoterapia con alérgenos, también conocida como “desensibilización” es el único tratamiento que actúa directamente sobre el sistema inmunitario. Mediante la inducción del aumento de la tolerancia a los alérgenos, la inmunoterapia con alérgenos es la única solución capaz de ofrecer un tratamiento duradero de las enfermedades alérgicas.  La inmunoterapia con alérgenos reduce de manera significativa los síntomas de la alergia y el uso de tratamientos sintomáticos. Además, sus efectos son duraderos[1].

La inmunoterapia con alérgenos se ofrece a los pacientes (a partir de cinco años de edad) que sufren una alergia respiratoria y a aquellos en los que los tratamientos sintomáticos resultan insuficientes o son mal tolerados.

 

¿CÓMO FUNCIONA?

El tratamiento de inmunoterapia con alérgenos solo puede ser prescrito por un alergólogo tras realizar un diagnóstico exacto.

La inmunoterapia con alérgenos es un tratamiento dirigido que implica la administración de dosis progresivamente mayores de extractos de alérgenos al paciente, lo que reducirá la hiperreactividad del sistema inmunitario y la inflamación resultante.

El tratamiento puede administrarse por vía sublingual (en solución o comprimidos [para la alergia al polen de gramíneas], que se administran debajo de la lengua) o por vía subcutánea (inyecciones en el brazo administradas en un entorno médico).

En el caso de las alergias estacionales, como la alergia al polen, el tratamiento puede tomarse de manera intermitente (solamente durante determinados meses del año). En estos casos, es necesario iniciar el tratamiento antes del inicio de la temporada polínica. En el caso de las alergias perennes, como la alergia a los ácaros del polvo doméstico o epitelios de animales, el tratamiento continúa durante todo el año.

Para ser eficaz a largo plazo, la inmunoterapia con alérgenos debe durar entre tres y cinco años/estaciones consecutivas[2].

 

[1]  Jacobsen L. et al. Specific immunotherapy has long-term preventive effect of seasonal and perennial asthma: 10-year follow-up on the PAT study. Allergy. 2007 Aug;62(8):943-8.
[2] Marogna M. et al., Long-lasting effects of sublingual immunotherapy according to its duration: A 15-year study. J Allergy Clin Immunology, 2010